FILOSOFÍA

"Nuestro principal objetivo es convertir al cliente en el protagonista de los proyectos inmobiliarios"

para ello cuidamos cada detalle de la promoción, desde la selección del suelo hasta la postventa, con objeto de conseguir una diferenciación y un valor añadido para nuestros clientes.

Nos adaptamos a las exigencias actuales del mercado inmobiliario impulsando proyectos orientados al cliente desde su inicio, proyectos que sean muy competitivos en costes a la vez que sean flexibles en la personalización de las viviendas por parte del cliente final.

Entre las características más destacables de la Compañía sobresale un fuerte compromiso de superación y adaptación de forma ágil y efectiva a las exigencias y necesidades de nuestros clientes.



GESTIÓN DE COOPERATIVAS DE VIVIENDAS

La labor de JOVE consiste en asesorar y controlar cada paso de la promoción, ejecutando las decisiones de los órganos rectores de sus cooperativas. Asesoramos al Consejo Rector y a las Asambleas de las cooperativas a lo largo de toda la vida del proyecto manteniendo la independencia y centrando nuestros esfuerzos en entregar las viviendas a los cooperativistas con la calidad, coste final y el plazo, establecidos en el Plan de Negocio aprobado por la Asamblea de socios.

Las sociedades cooperativas se regulan por la ley de la Comunidad Autónoma donde desarrollan su actividad. Adicionalmente, cada una de ellas dispone de sus propios estatutos que, con sujeción a la Ley, establecen las normas que regulan la estructura, los órganos de gobierno y el funcionamiento de la entidad. Los principales órganos sociales de estas sociedades son la Asamblea General, el Consejo Rector y el Interventor, formados todos por socios cooperativistas.

La promoción en régimen de cooperativa

Una cooperativa de viviendas es una entidad sin ánimo de lucro, formada por un grupo de personas que comparten básicamente la necesidad de una vivienda y se unen para acceder a ella en las mejores condiciones de calidad y coste posible, por lo que las viviendas se adquieren a un precio menor que el que permite otro tipo de promoción. Es la propia cooperativa la que promociona las viviendas para adjudicárselas a sus socios a riguroso precio de coste, eliminando el beneficio del promotor como parte del precio de la vivienda. El socio de una cooperativa es a la vez promotor de la sociedad y adjudicatario de la vivienda.

¿Qué es una Gestora de Cooperativas?

Debido a la complejidad de la actividad inmobiliaria, las cooperativas de viviendas necesitan de los servicios de una empresa gestora que, a cambio de unos honorarios pactados, presta un servicio de gestión integral a la sociedad cooperativa y a la promoción inmobiliaria que acomete. Las gestoras ponen a disposición de las cooperativas los medios personales y materiales, así como la experiencia y organización necesarios para llevar la promoción a buen término.

La gestión integral debe realizarse con la profesionalidad y el rigor necesarios que aseguren los resultados previstos de calidad, precio y plazo de entrega en las viviendas.

Diferencias entre adquirir una vivienda en cooperativa o comprarla a un promotor.

El precio final de una vivienda comprada a un promotor es la suma de todos los costes más el beneficio de la promoción. La cooperativa, al ser la promotora de las viviendas, adjudica las viviendas a sus socios a estricto precio de coste, ahorrándose por tanto este importe.

En el caso de la compra a un promotor, el adquirente de la vivienda no participa en el proceso de edificación, sino que simplemente compra una vivienda por un precio determinado. En el caso de una cooperativa el socio interviene en las principales decisiones que afectan a su vivienda. Una cooperativa es una sociedad eminentemente participativa, con funcionamiento democrático, donde lo importante no es el capital, sino las personas.

GESTIÓN DE COOPERATIVAS DE VIVIENDAS

La labor de JOVE consiste en asesorar y controlar cada paso de la promoción, ejecutando las decisiones de los órganos rectores de sus cooperativas. Asesoramos al Consejo Rector y a las Asambleas de las cooperativas a lo largo de toda la vida del proyecto manteniendo la independencia y centrando nuestros esfuerzos en entregar las viviendas a los cooperativistas con la calidad, coste final y el plazo, establecidos en el Plan de Negocio aprobado por la Asamblea de socios.

Las sociedades cooperativas se regulan por la ley de la Comunidad Autónoma donde desarrollan su actividad. Adicionalmente, cada una de ellas dispone de sus propios estatutos que, con sujeción a la Ley, establecen las normas que regulan la estructura, los órganos de gobierno y el funcionamiento de la entidad. Los principales órganos sociales de estas sociedades son la Asamblea General, el Consejo Rector y el Interventor, formados todos por socios cooperativistas.

La promoción en régimen de cooperativa

Una cooperativa de viviendas es una entidad sin ánimo de lucro, formada por un grupo de personas que comparten básicamente la necesidad de una vivienda y se unen para acceder a ella en las mejores condiciones de calidad y coste posible, por lo que las viviendas se adquieren a un precio menor que el que permite otro tipo de promoción. Es la propia cooperativa la que promociona las viviendas para adjudicárselas a sus socios a riguroso precio de coste, eliminando el beneficio del promotor como parte del precio de la vivienda. El socio de una cooperativa es a la vez promotor de la sociedad y adjudicatario de la vivienda.

¿Qué es una Gestora de Cooperativas?

Debido a la complejidad de la actividad inmobiliaria, las cooperativas de viviendas necesitan de los servicios de una empresa gestora que, a cambio de unos honorarios pactados, presta un servicio de gestión integral a la sociedad cooperativa y a la promoción inmobiliaria que acomete. Las gestoras ponen a disposición de las cooperativas los medios personales y materiales, así como la experiencia y organización necesarios para llevar la promoción a buen término.

La gestión integral debe realizarse con la profesionalidad y el rigor necesarios que aseguren los resultados previstos de calidad, precio y plazo de entrega en las viviendas.

Diferencias entre adquirir una vivienda en cooperativa o comprarla a un promotor.

El precio final de una vivienda comprada a un promotor es la suma de todos los costes más el beneficio de la promoción. La cooperativa, al ser la promotora de las viviendas, adjudica las viviendas a sus socios a estricto precio de coste, ahorrándose por tanto este importe.

En el caso de la compra a un promotor, el adquirente de la vivienda no participa en el proceso de edificación, sino que simplemente compra una vivienda por un precio determinado. En el caso de una cooperativa el socio interviene en las principales decisiones que afectan a su vivienda. Una cooperativa es una sociedad eminentemente participativa, con funcionamiento democrático, donde lo importante no es el capital, sino las personas.